Gigantes: los seres más altos de nuestro pueblo

Desde pequeños nunca hemos podido dejar de sentir admiración, respeto y hasta cierto temor por los gigantes. Se tratan elementos festivos de más de 3 metros de altura acaparan siempre todas las miradas en los pasacalles y en sus bailes. Por eso, los gigantes o gegants, como los conocemos en El Prat, son una muestra de la tradición local que nos representa. En nuestro pueblo encontramos varios de ellos y hoy te los presentamos. En MuchaMasia, el Hostel Rural Urbà del Prat de Llobregat, queremos que conozcas las tradiciones de nuestro pueblo. Hoy os vamos a explicar cómo son esos gigantes que miden más de tres metros, ya que en la ciudad también hay gigantillos de escuelas y entidades.

Los gigantes de la ciudad: Rotllà y Griselda

Rotllà y Griselda son los dos gegants más antiguos de la ciudad. Fueron creados en 1954 y representan la fisonomía de los reyes católicos. Salieron de un molde que ha ido reproduciendo unas figuras muy similares por todo el territorio. Esta pareja fue construida en el Taller El Ingenio de Barcelona. Miden más de 3,50 metros y significan el más alto grado de protocolo de la ciudad. Sólo salen a la calle en Fiesta Mayor y en Corpus, y en alguna que otra excepción. Majestuosos, lucen sus capas y sus vestidos por las calles de la ciudad. Si los quieres ver, siempre están expuestos en el vestíbulo del ayuntamiento.

Pere y Paulina, la tradición agrícola

Los gigantes Pere y Paulina son portados por la Agrupació Gegantera Recreativa del Prat. Esta pareja representa la tradición agrícola del Prat de Llobregat. Llevan los nombres de Pere y Paulina en honor a los copatrones del pueblo, Sant Pere y Sant Pau. El gigante Pere es un agricultor que cultiva arroz. Por eso lleva una azada en el hombro y viste con esa ropa que le protege de las picadures de los mosquitos. Paulina es una payesa de finales del siglo XIX, a la que le distingue una cesta en su brazo izquierdo que porta un pollo potablava, típico de nuestro pueblo. Pere y Paulina son de 1981, miden 3,40 metros y suelen viajar por toda Catalunya. La última restauración corresponde al Taller Casserres de Solsona. Si los quieres ver, están expuestos en El Nus.

El aviador Josep Canudas y Eulàlia, la mujer luchadora

Los gegants del Delta son Josep Canudas y Eulàlia. Estos gigantes pertenecen a la Associació Gegantera Delta. Primero crearon a Eulàlia, una giganta que homenajea a todas las mujeres trabajadores del Prat. Precisamente quiere simbolizar a la propietaria de un hostal que existía en El Prat a finales del siglo XVIII. Por este motivo, los gigantes del Delta celebran su fiesta anual en torno al 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Su acompañante es el Aviador Josep Canudas. Esta figura quiere reconocer a uno de los primeros aviadores de Catalunya y que voló en el aeropuerto del Prat. Ambos son obra del artista Toni Mujal y también viajan por todo el territorio representando a la ciudad. Si los quieres ver, están expuestos en El Nus.

Sant Cosme y Sant Damià, los santos médicos

Desde este año 2019, El Prat cuenta con otra pareja nueva de gigantes. En este caso son los gigantes de la Asociación Cultural dels Sants Metges, vinculada a la Parroquia de Sant Cosme. Los gigantes evocan las figuras de San Cosme y San Damián, co-patrones del Prat. Miden más de 4,5 metros y son unos de los más altos de la provincia de Barcelona. Esta pareja va acompañada por otros dos gigantillos que evocan a los médicos justo antes de convertirse en santos. Estos elementos festivos fueron creados en el taller Eskuarterun de Pamplona y están expuestos en la parroquia de Sant Cosme.

Como véis, los altísimos señores y señoras del Prat, os esperan encantados para poder disfrutar de la cultura popular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *