Alojate en MuchaMasia en la Fira aVicola del Prat

El Pota Blava es el rey del Prat

Llega la Fira Avícola de la Raza Prat. Vivimos en un pueblo que tiene un animal propio y lo celebramos. Desde finales del siglo XIX, un pollo especial, majestuoso y con las patas de color azul pizarra, se ha convertido en nuestro símbolo. Es el pollo pota blava, que sólo se cría en nuestro pueblo y algunos lugares de alrededor. Mantiene una tradición agrícola, que aún pervive en algunas masías. Y para no olvidarlo, una vez al año le dedicamos una feria.

Fira Avícola de la Raza Prat

Los próximos 14, 15 y 16 de diciembre se celebra la 45a Edición de la Fira Avícola de la Raza Prat. Los mejores ejemplares de la raza pota blava se exponen en esta feria. Se esperan que nos visiten más de 80.000 personas. Así que si te alojas en MuchaMasia ese findesemana, no te puedes perder esta cita.

La Fira se celebra en el recinto de la Granja de La Ricarda. Se trata de una antigua lechería del siglo XIX rehabilitada y preparada para ser el recinto ferial. Caminando, en línea recta, llegarás en 15 minutos andando. Allí encontrarás pollos. Pero también una muestra comercial, tiendecitas callejeras de artesanía y alimentación, actuaciones diversas y mucho ambiente navideño.

Nosotros no faltaremos. Estaremos allí, porque somos pota blava. Y somos del Prat.

Por cierto, os recordamos cómo es un pollo pota blava

De patas azules

¿Un pollo con patas azules? ¿Existe eso? Pues sí. Existe. Y es el animal símbolo de nuestro pueblo. Se trata del Pollo Potablava, un pollo majestuoso y solemne, con mucho porte y que sólo se cría en nuestra zona. El pollo se cría en masías (como nuestra casa) y su carne está considerada un manjar de reyes.

¿Cómo es un Pollo Pota blava?

El pollo Potablava se caracteriza por su plumaje leonado, con plumas en la cola de color verde y reflejos metálicos. La cresta es de color rojo intenso y el pico es oscuro. Pero lo que más destaca de este pollo es el color azul pizarra de las patas y los dedos. Por eso, se le conoce como pota blava (en catalán, patas azules). Los pollos potablava se alimentan en un 70% de cereales, con un período de cría mínimo de 90 días. Los factores de crecimiento están prohibidos. Viven al aire libre, criados en tierra, con una densidad que no puede superar los 8 ejemplares por metro cuadrado. Vive como un rey, y eso se traduce en el sabor.

Alojate en MuchaMasia en la Fira aVicola del Prat

¿Por qué nos gusta el Potablava?

El pollo Potablava nos gusta porque es nuestro pollo y es el símbolo del Prat de Llobregat. Nos gusta porque a los del Prat nos conocen como Potablava. Nos gusta porque su carne es fina, melosa y sin grasa. Este pollo representa la superviviencia de una tradición centenaria agrícola en nuestra ciudad y que nos gusta que no se pierda. Si te fijas, en el mostrador de recepción verás un pollo potablava de peluche de nombre Poti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *